¡Ya basta! ¡Suficiente!

¡No quiero evocarlas!

¿Para qué escribirlas si de mi piel quiero borrarlas?

Imágenes lacerantes de una vida que desvió su trazo. 

.

¡Que me revuelque una ola de olvido!

¡Que me cubra una espuma de amnesia!

¡Que me ahogue en un mar de luz 

que vele los negativos de mis recuerdos!

.

Nunca nadie se entregó tanto.

.

Suficiente

Silvana S. 
(2012)

Colonia, 24.01.2012