Hola, soy Silvana, la creadora
de este espacio 
de escritura expresiva,
donde lo importante es lo que escribes (no cómo lo escribes)

Puedes escribir para aliviar tus emociones,
para ordenar tus ideas,
para trazar planes,
para practicar respuestas a diferentes situaciones,
para entender lo que te pasa y lo que sucede a tu alrededor.

Puedes escribir sólo para ti, para dejar salir las emociones, positivas  o negativas, que se te suelen quedar atascadas en la garganta.

Puedes escribir para compartir con otros tus vivencias y que no se pierdan en el olvido,
o para compilar tu vida y que sean un legado.

Puedes escribir para…..(son cientas las razones que cada uno tiene para hacerlo)….
y para…..,
y para……

Yo escribo mi mundo y así me siento mejor.

Tanto si es en mis páginas de cada día en un cuaderno, o si son reflexiones sueltas, poemas o relatos cortos, siempre busco expresar las emociones que no quiero dejar adentro.

En este sitio, comparto algunas cosas que escribo
y quiero compartirte también tips y actividades para empezar a escribir tu mundo, para adquirir  la habilidad para usar esta herramienta que tendrás siempre a mano (je, je, literalmente a mano) y para guiarte paso a paso si lo que quieres es escribir tu historia de vida. 

Te invito a que lo recorras a tu gusto y a tu ritmo.

Quién sabe si en algún momento, leyendo lo que escribo, te tientas con alguna de las propuestas y descubres que escribir tu mundo a ti también te hace bien.

Silvana

Escribo lo que siento, quiero y necesito
para ordenar y crear mi mundo
y para sentirme mejor.

Escribir para Uno Mismo, Historias de Vida Guiadas, Micro Talleres

Las propuestas de Escribo mi mundo son adecuadas para etapas clave de la vida,

  • cuando necesitamos reorganizarnos
  • quizás redireccionar el rumbo…
  • o incluso reconstruir la propia vida y la historia personal.

Y en el día a día,

  • para clarificarnos, ordenarnos
  • para aliviarnos y hasta sanarnos emocionalmente
  • y para lograr establecer una relación continua y compasiva con nosotros mismos.

“La palabra escrita tiene un poder de sanación
que supera la mera reflexión interna”
Adorna Reyes